DEN
RAE
Revista en Línea
Anuario Dariano
Asociación

 

  • banner1.jpg
  • banner2.jpg
  • banner3.jpg

ARTÍCULO 6.° —La Academia Nicaragüense de la Lengua estará integrada por no menos de siete ni más de veintisiete académicos de número. A cada académico de número corresponderá una silla señalada por una letra del alfabeto español. La Academia estará integrada también por académicos honorarios y correspondientes, los miembros de estas dos categorías podrán asistir a las sesiones con voz, pero sin voto. 

ARTÍCULO 7.°—Todo candidato a miembro de número de la Academia para ser propuesto y aceptado deberá reunir las condiciones siguientes: a) ser nicaragüense de reconocida honorabilidad, mayor de 30 años, menor de 75 años y residente en Nicaragua al tiempo de su elección; b) tener obra publicada, al menos dos libros de reconocido mérito que demuestren conocimiento y destreza en el manejo del idioma.

Por la naturaleza del quehacer de la Academia y con el fin de mantener un balance en su estructura y composición, se procurará, además, el ingreso de personas con dominio lingüístico y filológico para que la Academia participe en los trabajos de investigación lingüística de la Asociación.

ARTÍCULO 8.° —Todo candidato a académico de número deberá ser propuesto a la Academia por dos académicos de número en carta dirigida al secretario, en la cual deberá especificarse que el candidato reúne todas las condiciones exigidas en el artículo anterior y detallarse las obras publicadas por el mismo. El texto de la carta que contenga la propuesta de candidato será puesto en conocimiento de todos los académicos de número por el secretario de la Academia al menos dos meses antes de la fecha señalada para la votación. En caso de que del texto de la carta se desprenda que falta alguna de las condiciones, el secretario se abstendrá de dar curso a la propuesta e informará a la Junta Directiva para que tome la decisión correspondiente. Cada académico no podrá proponer más de un candidato durante el año calendario. 

ARTÍCULO 9.° —Los académicos de número serán elegidos por dos tercios de votos de los académicos presentes en la sesión convocada al efecto. La votación será secreta. Si el resultado de la votación fuese por unanimidad, se consignará así en el acta y se calificará de elección por aclamación. 

ARTÍCULO 10.°—El candidato electo deberá leer dentro del término de un año, en sesión solemne de la Academia, convocada al efecto, un discurso de ingreso que será contestado por el académico de número que designe el director. Los discursos de esta ceremonia, el del recipiendario y el de contestación, serán publicados en el órgano oficial de la Academia. Todos los académicos presentes presidirán el acto de incorporación. 

ARTÍCULO 11.º —La ceremonia de incorporación de un académico de número se realizará de la manera siguiente: el director declara abierta la sesión extraordinaria, solemne y pública; y explica el contenido del único punto de agenda; nombra a dos académicos, de preferencia a los proponentes del recipiendario, para introducirlo al salón de actos. En el estrado, el director y el secretario reciben al recipiendario y este es invitado a sentarse en una silla separada de las sillas en que ocupan su lugar los académicos asistentes. Después de saludar al público, el director invita al recipiendario a pronunciar su discurso. Cuando este concluye y regresa a su lugar, el secretario lee el acuerdo de nombramiento y el texto del diploma, y lo presenta al director para que haga la entrega al recipiendario; este lo hace con las palabras siguientes: “(Nombre del recipiendario), en nombre de la Academia Nicaragüense de la Lengua, honorable y honrada por los méritos intelectuales y cívicos de nuestros predecesores en la Academia, le entrego el diploma que lo acredita como académico numerario de nuestra Casa”. Seguidamente, el secretario le presentará la venera de la Academia sostenida por un cordón; el director la impondrá auxiliado por el secretario y dirá al recipiendario: “Le entrego la venera de nuestra Academia, que recuerda el primer diálogo de nuestra cultura sostenido entre el cacique Nicaragua y el conquistador Gil González; en la parte inferior de la venera nuestro lema que en verso de Rubén Darío reza: «En espíritu unidos, en espíritu y ansias y lengua»”. Luego, el director y el secretario felicitan al nuevo académico y este es invitado por el director a ocupar un lugar en la primera fila de académicos. Finalmente, el académico de número designado contesta el discurso al nuevo académico. El director cierra la sesión.

ARTÍCULO 12.°—De toda elección y toma de posesión de un nuevo académico de número, el secretario dará cuenta a la Comisión Permanente de la Asociación de Academias de la Lengua Española y a la Secretaría de la Real Academia Española. Esta última propondrá la solicitud de elección al plenario de la RAE y, hecha la elección, remitirá el diploma de académico correspondiente de la misma al nuevo académico.

ARTÍCULO 13.°—El candidato electo que no presente su discurso de ingreso dentro de un año contado desde la fecha en que se le notificó su elección perderá su derecho de ingreso y quedará sin efecto su elección, salvo caso de fuerza mayor. 

ARTÍCULO 14.° —La calidad de miembro de la Academia se pierde por renuncia expresa y por falta de asistencia a las sesiones durante tres años sin causa justificada. No será causa justificada la dedicación a ocupaciones incompatibles con la labor académica o con el horario de sesiones.

ARTÍCULO 15.°—La Academia Nicaragüense de la Lengua podrá nombrar académicos correspondientes y honorarios.

a) Los miembros correspondientes serán nicaragüenses residentes en otros países o extranjeros miembros de número de otras academias de la lengua; en ambos casos, los candidatos serán personas de reconocida honorabilidad, mayores de 30 años, menores de 75 años y deberán tener obra publicada, al menos dos libros. 

b) Los miembros honorarios serán nicaragüenses o extranjeros de reconocida honorabilidad y mérito en el campo intelectual, el arte o la ciencia; o personas que con su patrimonio hayan beneficiado sustantivamente a la Academia.

La votación para estos nombramientos será secreta y para que haya resolución favorable se tendrá en cuenta lo establecido en el artículo 9.º de los Estatutos.

Para la incorporación de académicos correspondientes u honorarios no será necesaria la ceremonia solemne, incluso se podrá realizar esta ceremonia fuera de la sede de la Academia o fuera del país y podrá efectuarla uno o dos académicos de número delegados por la Junta Directiva.

Podrán optar a la categoría de académicos de número los académicos correspondientes que residan y se domicilien en Nicaragua y que cumplan los requisitos del artículo 7.º. Para estos casos, los actuales académicos correspondientes podrán ser propuestos una vez. Si el resultado no fuera favorable conservarán su condición de académicos correspondientes. 

Buscar en el DEN

PUBLICACIONES AUTORES

 

CONSULTAR

Powered by ChronoForms - ChronoEngine.com