DEN
RAE
Revista en Línea
Anuario Dariano
Asociación

 

  • banner1.jpg
  • banner2.jpg
  • banner3.jpg

ARTÍCULO 16.° —La Academia Nicaragüense de la Lengua se reunirá ordinariamente al menos una vez al mes. Habrá cuórum con la mayoría simple de sus miembros de número, salvo aquellos que por razones de edad estén eximidos de asistir, de conformidad con lo establecido en el artículo 19.º de estos Estatutos. También, se reunirá extraordinariamente por disposición del director o a solicitud de dos académicos para tratar asuntos especificados en la solicitud. Las resoluciones se tomarán por mayoría absoluta de votos de los presentes, salvo en los casos en que estos Estatutos exijan otra mayoría.

ARTÍCULO 17.°—La Academia Nicaragüense de la Lengua tendrá una Junta Directiva integrada por un director, un subdirector, un secretario, un vicesecretario, un fiscal, un tesorero y un bibliotecario. El período de los miembros de la Junta Directiva es de cinco años, pudiendo ser reelegidos por una sola vez.

ARTÍCULO 18.°—Los miembros de la Junta Directiva que se ausentaren del país por más de seis meses, o que estando en Nicaragua dejaren de concurrir a la sesiones de la Academia en un período de tres meses, perderán el cargo y serán repuestos en la primera sesión celebrada después de cumplirse los tres meses de inasistencia o los seis de ausencia.

ARTÍCULO 19.°—Los miembros de número que durante tres años no asistan a las sesiones sin causa justificada, a criterio de la Academia, o por residir en el extranjero, perderán su condición, salvo los académicos mayores de 82 años que podrán ser eximidos de la asistencia a las sesiones.

ARTÍCULO 20.° —Los académicos de número recibirán estipendio de conformidad con las posibilidades presupuestarias de la Academia por las sesiones ordinarias y extraordinarias de trabajo. De igual manera, los académicos de número recibirán un reconocimiento económico por tareas académicas encomendadas. 

ARTÍCULO 21.°—Son funciones del director:

a) Representar legalmente a la Academia y extender poderes para que otros la representen con tal carácter.

b) Convocar a reuniones por medio del secretario y presidirlas. Igualmente, presidir las sesiones de Junta Directiva, consejo editorial y otras comisiones de la Academia. 

c) Autorizar con  su firma los gastos que hayan de hacerse por la Tesorería.

d) Dirigir con el secretario y el consejo editorial la revista de la Academia y demás publicaciones; y designar a las personas, académicos o no, que deban ocuparse de su distribución y administración.

e) Señalar día para la recepción pública de los nuevos académicos e imponerles la insignia correspondiente.

f) Designar al académico idóneo para que asista a la Comisión Permanente.

g) Avalar la candidatura de becarios y evaluar junto con otro académico designado el trabajo de estos.

ARTÍCULO 22.°—El subdirector hará las veces del director en ausencia de este. 

ARTÍCULO 23.°—Corresponde al secretario:

a) Convocar a reuniones por disposición del director, redactar y autorizar las actas, suscribiéndolas con el director y los otros académicos; lo mismo que redactar cualesquiera otros documentos oficiales de la Academia.

b) Comunicar los acuerdos y darles seguimiento para su debida ejecución. 

c) Mantener correspondencia con la Real Academia Española, con las demás Academias asociadas y con la Comisión Permanente de la Asociación de Academias de la Lengua Española.

d) Llevar el registro de la asistencia de cada académico a las sesiones.

e) Mantener el intercambio de publicaciones con las otras academias y con las instituciones culturales nicaragüenses y extranjeras.

ARTÍCULO 24.º —El vicesecretario sustituirá al secretario en su ausencia.

ARTÍCULO 25.°—El fiscal examinará los libros y otros trabajos que la Academia o el director le sometan; y emitirá dictamen sobre ellos. También vigilará el cumplimiento de estos Estatutos.

ARTÍCULO 26.° —El tesorero autorizará junto con el director y el secretario los desembolsos de la Academia y efectuará los pagos correspondientes.

ARTÍCULO 27.°—El bibliotecario tendrá a su cargo el acervo bibliográfico y la documentación de la Academia. Además, propondrá las obras y documentos que deban adquirirse y rendirá informe anual de los libros y demás publicaciones.

ARTÍCULO 28.° —Será objeto de reglamentación de la Academia el personal de apoyo que se reciba o se contrate: becarios, contador y auxilio secretarial. 

ARTÍCULO 29.°—La Academia Nicaragüense de la Lengua para su mantenimiento y apoyo de su agenda tendrá un patronato, cuyos miembros serán elegidos en el seno de la Academia bajo la presentación de un académico. El funcionamiento de este estará regido por un reglamento propio. Asimismo, la Academia podrá otorgar el título de benefactores y otras distinciones a personas que hayan descollado por su obra literaria, labor docente, promoción de la cultura o apoyo a las actividades de la Academia.

 

Buscar en el DEN

PUBLICACIONES AUTORES

 

CONSULTAR

Powered by ChronoForms - ChronoEngine.com