DEN
RAE
Revista en Línea
Anuario Dariano
Asociación

 

  • banner1.jpg
  • banner2.jpg
  • banner3.jpg

ARTÍCULO 1.° —La Academia Nicaragüense de la Lengua —establecida con personalidad jurídica y con el carácter de Cuerpo Consultivo del Gobierno de Nicaragua para todo lo relativo al fomento de la literatura y la conservación y perfeccionamiento de la lengua española por Decreto del 8 de agosto de 1928, publicado en el n.° 179 de La Gaceta del 14 de agosto del mismo año— es una institución sin fines de lucro, con carácter apartidista, no excluyente por razones ideológicas, credos religiosos o condición social; forma parte de la Asociación de Academias de la Lengua Española y tiene como fin trabajar por la defensa, unidad, integridad y enriquecimiento del idioma y velar para que el natural crecimiento de este siga los cauces propios de su desarrollo. Especialmente atenderá la evolución del español estándar y del español diferencial; así, estudiará las voces nicaragüenses, que por su uso general y constante merezcan, según el caso, ser propuestos para su incorporación al diccionario de vocablos nicaragüenses, al Diccionario de americanismos o al Diccionario de la Lengua Española. De igual manera, considerará el estudio de las particularidades del idioma que contribuyen a la interrelación de la lengua con el desarrollo del arte, la literatura, la ciencia, la técnica y la informática, necesarios en el progreso de la humanidad.

ARTÍCULO 2.° —La Academia Nicaragüense de la Lengua, fundada como correspondiente de la Real Academia Española, trabajará con las demás academias aprobadas por la Asociación de Academias de la Lengua Española; reconocerá la coordinación de la Real Academia Española en la labor colectiva de defensa y promoción del idioma a través de la elaboración de los proyectos lingüísticos panhispánicos: gramáticas, diccionarios, ortografías y otros proyectos, sin perjuicio de la propia agenda sobre el español diferencial, de las funciones de la Comisión Permanente de Academias de la Lengua Española o demás organismos creados por la Asociación, y de los acuerdos tomados en los Congresos de Academias.

ARTÍCULO 3.° —Para su mantenimiento, la Academia dispondrá de la ayuda del Estado a través de la Ley de Presupuesto que propone el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, y aprueba la Asamblea Nacional, de conformidad con el artículo 4 de la Ley del 22 de febrero de 1929, publicada en La Gaceta, diario oficial, n.º 2 del viernes 3 de enero de 1930. Asimismo, dispondrá de los recursos provenientes de iniciativas propias y de donaciones.

ARTÍCULO 4.° —Las donaciones que se reciban en bienes e inmuebles serán incorporadas como parte del patrimonio de la Academia. Si fuesen en efectivo, se utilizarán en la consecución del objetivo propuesto por el donante, si fuera el caso. Si fuesen el resultado de una transacción económica, se sumarán al presupuesto de la Academia. 

ARTÍCULO 5.° —La Academia anualmente preparará el proyecto de presupuesto de acuerdo con la agenda académica. Para ello, se tendrá en cuenta el estipendio a los académicos, las publicaciones, el salario del personal de apoyo y otros gastos propios del mantenimiento institucional. Anualmente, el presupuesto dependerá de la ayuda asignada a la Academia Nicaragüense de la Lengua en el Presupuesto General de la República.

 

Buscar en el DEN

PUBLICACIONES AUTORES

 

CONSULTAR

Powered by ChronoForms - ChronoEngine.com