DEN
RAE
Revista en Línea
Anuario Dariano
Asociación

 

  • banner1.jpg
  • banner2.jpg
  • banner3.jpg

En sesión extraordinaria solemne y pública, en su sede en Las Colinas, el 8 de agosto de 2018, la Academia Nicaragüense de la Lengua (ANL) conmemoró su 90 aniversario de fundación. Aprobada por la Real Academia Española el 31 de mayo de 1928 y establecida por decreto del Poder Ejecutivo el 8 de agosto de 1928. La ANL es la décima séptima academia en Hispanoamérica, homóloga de la RAE, y actualmente pertenece a la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE).

Sus miembros fundadores: don Carlos Cuadra Pasos, primer director, destacado orador y jurista; monseñor don José Antonio Lezcano y Ortega, arzobispo de Managua, tesorero; don Luis H. Debayle, médico, poeta y escritor; don Pedro Joaquín Chamorro Zelaya, bibliotecario y fundador del boletín Lengua, órgano oficial de la Academia; don Manuel Maldonado, poeta y orador; don Francisco Paniagua Prado, escritor; y don Alfonso Ayón, filólogo.

Desde su fundación, la ANL ha tenido como divisa y agenda perpetua trabajar por la defensa, unidad e integridad del idioma y velar por que su natural crecimiento siga los cauces propios de la lengua, la cual constituye el don más preciado de nuestra cultura y permite el fortalecimiento de las relaciones entre los pueblos. Muestra de su labor son los más de 200 títulos publicados en el último cuarto de siglo, sin contar con las publicaciones individuales de los académicos. Entre las publicaciones de la Academia, 41 números de la revista Lengua, la publicación bienal del Repertorio dariano (preparados por don Jorge Eduardo Arellano), El habla nicaragüense de don Carlos Mántica, el Diccionario del español de Nicaragua de don Francisco Arellano Oviedo, el Atlas lingüístico de Nicaragua. Nivel fonético, de doña María Auxiliadora Rosales Solís, Rubén Darío: viene de lejos y va al porvenir de don Julio Valle-Castillo, Teatro reunido de doña Gloria Elena Espinoza y muchos más que han incrementado nuestra bibliografía nacional; asimismo, la Academia Nicaragüense de la Lengua ha conjuntado esfuerzos con la Asociación de Academias de la Lengua Española en proyectos panhispánicos de trabajos lingüísticos y de obras conmemorativas.

Entre los proyectos panhispánicos de ASALE: la Nueva gramática de la lengua española, la Ortografía, el Diccionario panhispánico de dudas, el Diccionario del estudiante, el Diccionario de americanismos y la edición de la obra conmemorativa del primer centenario del paso a la inmortalidad del Maestro Mágico, Rubén Darío, titulada: Del símbolo a la realidad. Obra selecta. Además, desde finales de la última década del siglo XX, ha participado en las Comisiones Interacadémicas y ha presentado ponencias en los Congresos Internacionales de la Lengua Española.

Actualmente, la ANL está conformada por 23 miembros de número, 22 académicos correspondientes y 14 académicos honorarios, notables figuras nicaragüenses y extranjeras, que han contribuido a la difusión de la literatura y cultura nicaragüenses, o han realizado investigaciones lingüísticas sobre el español diferencial.

En el acto conmemorativo, el director, don Francisco Arellano Oviedo, decretó abierta la sesión y solicitó al público dedicar un minuto de silencio a la memoria de dos miembros correspondientes fallecidos recientemente: don Armando Íncer Barquero y don Ricardo Llopesa. Luego, la secretaria dio la bienvenida a los presentes y leyó mensajes del presidente de ASALE y director de la RAE, don Darío Villanueva, y del secretario general de ASALE, don Francisco Javier Pérez Hernández, quienes con mucho júbilo felicitaron a la ANL por su nonagésimo aniversario y lamentaron que esta efeméride se desarrollara en medio de «las circunstancias dramáticas que está viviendo Nicaragua». También, otras academias hermanas enviaron muestras de gozo por esta celebración.

En esta ceremonia, se incorporó a dos nuevos miembros: doña Hilda María Baltodano Reyes fue nombrada en la clase de académica de número y presentó su discurso de ingreso titulado «El léxico que nos hace amar a Nicaragua»; y don Eddy Kühl Arauz, en la clase de académico honorario, quien dio unas palabras de agradecimiento a la Corporación. Una vez leídos los acuerdos de incorporación y los textos de los diplomas, el director impuso la venera de esta Casa, cuya efigie representa el primer diálogo entre el conquistador Gil González Dávila y el cacique o tlatoani Nicaragua, filósofo y único jefe indígena del Nuevo Mundo que dio su nombre a su país. Este diálogo entre las dos culturas, de cuya fusión surgiría el mestizaje integrador de la nacionalidad nicaragüense, se realizó el 15 de abril de 1523. El lema inscrito alrededor de su óvalo es un verso de Rubén Darío, tomado de «Salutación del optimista»: En espíritu unidos, en espíritu y ansias y lengua.

Incorporados los nuevos académicos, el subdirector, don Pedro Xavier Solís Cuadra, dio la bienvenida a don Eddy Kühl Arauz y el director respondió a doña Hilda Baltodano Reyes con el discurso «El español diferencial de Nicaragua: raíz de nuestra identidad y espejo de nuestra fisonomía». Al final de su intervención, el señor director recordó a los sobresalientes académicos que los antecedieron y resaltó, brevemente, sus méritos. Concluida la sesión, invitó a los presentes a un brindis por los 90 años de esta Corporación.

 

Buscar en el DEN

PUBLICACIONES AUTORES

 

CONSULTAR

Powered by ChronoForms - ChronoEngine.com

ÚLTIMAS NOTICIAS